top of page
Buscar
  • marketing786817

Riesgo de sordera por el uso de cascos

Casi el 30% de los jóvenes que utilizan auriculares y prácticamente el 50% de los que acuden a espacios ruidosos, como discotecas o conciertos, corren el riesgo de padecer sordera.

El oído sufre y se daña a más de 80 decibelios. Cualquier discoteca, bar de copas o concierto, se encuentra a más de 100 decibelios, algo que a larga puede producirnos sordera o cualquier grado de pérdida auditiva.


La intensidad y el tiempo de exposición, son los que determinarán a largo plazo como se verá afectada nuestra salud auditiva. Una exposición de 15 minutos a 100 decibelios equivale a una jornada de 8 horas, en una obra a 85 decibelios. En ambos casos, a medio-largo plazo, notaremos las consecuencias.


Si las personas están expuestas a sonidos fuertes, las estructuras del oído pueden fatigarse y eventualmente dañarse. La fatiga de las células sensoriales a menudo resulta en tinnitus y/o pérdida temporal de la audición. Si las personas están expuestas regularmente a sonidos fuertes o prolongados, este daño puede volverse permanente, lo que puede provocar una pérdida auditiva irreversible, tinnitus o ambos.


En niños y jóvenes, en etapa escolar, la exposición prolongada a estos niveles de ruido, pueden traducirse en una reducción del rendimiento escolar, causada por una pérdida auditiva.


Sea permanente o temporal, el daño auditivo por esta causa, existe. Actualmente, la edad a que se detecta la presbiacusia, se adelanta incluso a las 35 años.


Si crees haber perdido capacidad auditiva, visita cualquiera de nuestros centros y te realizaremos una revisión totalmente gratuita.

4 visualizaciones0 comentarios
Publicar: Blog2_Post
bottom of page